La Madremonte

Es también conocida como la madre selva, es un personaje propio de la mitología de la cultura Paisa pero también se encuentra dentro del folclore de toda Colombia especialmente en Antioquia, Andes centrales y occidentales de Colombia, y los valles del Magdalena y el Cauca. Su creencia proviene de las deidades de los antiguos pueblos indígenas donde representaba a la Madre Tierra. 

La descripción que se da de ella es muy variable como una monstruosa criatura femenina cubierta totalmente de musgos ramas y bejucos entrelazados, con los ojos brillantes; otras descripciones dicen que es una mujer muy bella de porte elegante y muy bien vestida, con una corona hecha con ramajes y plantas.

Según algunas versiones se presenta en los pantanos o en lo más profundo de las selvas cuando hay grandes tormentas y lanza terribles alaridos que se escuchan por encima del ruido de los truenos. Según cuenta la creencia de los montañeses, cuando las aguas de un río o quebrada se tornaban turbias se debe a que la Madremonte se está bañando en ellas. La Madre monte tiene como tarea la protección de los bosques, el cuidado de la flora y de la fauna. Acosar a los cazadores, los pescadores y los leñadores, también se dice que persigue a los hombres infieles y a quienes disputan por los límites de las propiedades en las tierras. Sale airosa a cuidar las montañas y los bosques cuando cae el sol y ya no se escuchan los cantos de las aves diurnas. Cuando sorprende a alguien quien irrespeta sus dominios se le acerca de manera sigilosa y le coquetea y los atrae a la espesura de la selva donde los devora.

Ten presente siempre el cuidado de la naturaleza, sin ella no seria posible la  vida en el planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.